También comerciantes abusan de los paisanos

También comerciantes abusan de los paisanos

BLANCA HUIZAR MARTINEZ / ULTIMA HORA Comerciantes de ambos Laredos se aprovechan de los paisanos provenientes del interior de Estados Unidos con precios que los mismos connacionales consideran injustos. En Laredo, Texas, los primeros en abusar de ellos son los negocios de casas de cambio que compran el dólar a 17.50, cuando lo normal es

BLANCA HUIZAR MARTINEZ / ULTIMA HORA

Comerciantes de ambos Laredos se aprovechan de los paisanos provenientes del interior de Estados Unidos con precios que los mismos connacionales consideran injustos.
En Laredo, Texas, los primeros en abusar de ellos son los negocios de casas de cambio que compran el dólar a 17.50, cuando lo normal es alrededor de 19 pesos por un dólar. A la venta lo tienen en 20.40.
“Se aprovechan porque saben que necesitamos pesos y lo compran bien barato, pero qué le vamos a hacer”, dijo Rolando Armenta, proveniente de Nueva Orleáns.
Además, las gasolineras de diferentes marcas, las cuales están cercanas al Puente Internacional II, dan la gasolina regular por encima de los 2.20 dólares por galón, cuando en la mayoría de los establecimientos está en 1.98.
En lado mexicano, ambulantes ubicados a la orilla del Bulevar Luis Donaldo Colosio, a la altura del CITEV, se aprovechan de los paisanos provenientes de Estados Unidos, pues les venden la comida a precios carísimos.

 

Les venden quesadillas ¡a 70 pesos!

 

Los connacionales empezaron a llegar a esta frontera desde principios de diciembre y mantienen saturadas las instalaciones del CITEV; haciendo largas filas para poder expedir el permiso temporal de su vehículo.
Por el tiempo que deben permanecer en esta ciudad para realizar dicho trámite, lógicamente deben alimentarse; situación que los puesteros aprovechan para hacer su agosto.
Uno de ellos, al desconocer la cantidad que debía pagar preguntó y el cajero le cobró 450 pesos por 5 quesadillas se 70 pesos cada una, dos tacos de 25 pesos cada uno y 2 refrescos de 500 ml a 25 pesos cada uno.
“¿Pues cuanto me está cobrando? ¿Los 450 porque me los vio en la mano?. No tienen precios de lo que venden, así como voy a saber cuánto es?”,dijo un paisano molesto y a la vez resignado, pues debía llevar alimento a su esposa e hijos que lo esperaban en la fila.
Al preguntar a la Doña que está al frente del puesto de quesadillas por los costos de los alimentos dijo “a usted se la dejo en 40 (una quesadilla) pero a los paisanos no puedo darles el mismo precio porque usted sabe cuánto vale un permiso para vender comida aquí”, argumentó.
Agregó que dicho permiso inicio el 10 de diciembre y concluye el 10 de enero de 2019. Ese permiso les cortó 400 pesos por tres meses. Ella recuperó la inversión con un solo paisano.

Posts Carousel

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos

Síguenos en:

Facebook Pagelike Widget