“Si ponen el muro, lo tumbamos”

“Si ponen el muro, lo tumbamos”

Juan Rodríguez   Laredo, Tx.- “Si ponen el muro, lo tumbamos”, así tajante y decidida, declaró Melissa Cigarroa, presidenta de la mesa directiva del Centro Internacional de Estudios del Río Grande, minutos antes de que junto con otros organismos, funcionarios municipales  y grupos de ciudadanos, anunciaran esta mañana una marcha pacífica contra el billonario proyecto

Juan Rodríguez

 

Laredo, Tx.- “Si ponen el muro, lo tumbamos”, así tajante y decidida, declaró Melissa Cigarroa, presidenta de la mesa directiva del Centro Internacional de Estudios del Río Grande, minutos antes de que junto con otros organismos, funcionarios municipales  y grupos de ciudadanos, anunciaran esta mañana una marcha pacífica contra el billonario proyecto del presidente Donald Trump.

Los activistas se reunieron en la plaza San Agustín, para dar a conocer a la prensa la manifestación que se llevará a cabo el próximo lunes 20 de enero, en honor del aniversario de la muerte del luchador de los derechos civiles y humanos, Martin Luther King, partiendo de la plaza de San Pedro, hasta la San Agustín, donde se espera la participación de varios oradores que representarán a la comunidad que abiertamente se opone al proyecto, considerado como “racista” y altamente perjudicial para las relaciones, principalmente, entre México y Estados Unidos.

Tricia Cortez, directora del CIERG, insistió en su opinión que el muro, –el cual se construirá sobre 52 millas del condado de Webb y Zapata desde el puente internacional “Juárez-Lincoln”, hasta la población de Zapata, Texas–,  no sólo representará la destrucción de la flora y la fauna a lo largo del Bravo, pues no se ha hecho ningún estudio sobre el impacto ambiental que tendrá, además de que también es un proyecto en el que el gobierno federal está haciendo a un lado la voluntad de la gente para imponerlo sobre todas las leyes.

“No vamos a permitirlo, lo podemos tumbar; aún tenemos tiempo para seguir luchando, porque realmente el muro no garantiza que vaya a ser eficaz en su objetivo, de detener a los inmigrantes”, resumió la entrevistada.

El regidor Mercurio “Merc” Martínez, por su parte, coincidió en señalar en que el proyecto federal, está en medio de divisiones políticas, que Trump lo anunció como un juego, como una atracción electoral y ahora que ya es presidente, tiene qué construirlo, sin saber el enorme daño que va a causar a las comunidades fronterizas, a sus propiedades, a su ganado, provocando un cambio drástico a la vida de todas estas familias y sus terrenos.

Reiteró que tanto el cabildo como el condado de Webb se han declarado en contra de esta estructura de concreto fronteriza, por lo que existen otros caminos, como los tribunales, donde se puede frenar el proyecto y otro, que Trump no logre su reelección en noviembre, para que un nuevo presidente, lo cancele en definitiva.

 

Posts Carousel

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos

Síguenos en:

Facebook Pagelike Widget