Río Bravo: la muerte después de una tragedia

Río Bravo: la muerte después de una tragedia

Juan Rodríguez Río Bravo, Tx.- Los jóvenes suelen pensar que la muerte es algo que le ocurre a otros y la de ellos, es un hecho que aún no les preocupa, por considerarla una posibilidad todavía muy lejana, pero para Osvaldo Martínez, a sus 20 años, morir era lo que más deseaba. Una tragedia envolvió

Juan Rodríguez

Río Bravo, Tx.- Los jóvenes suelen pensar que la muerte es algo que le ocurre a otros y la de ellos, es un hecho que aún no les preocupa, por considerarla una posibilidad todavía muy lejana, pero para Osvaldo Martínez, a sus 20 años, morir era lo que más deseaba.
Una tragedia envolvió a este joven nativo de esta ciudad, pues se sumió en la depresión; las atribulaciones lo envolvieron y no pudo cargar con su pesar, hasta que decidió acabar con su vida y con todo lo que no lo dejaba vivir.
Es la historia de este barbero quien hasta hace poco contaba con todo lo que a su edad la vida le regalaba: salud, un trabajo honesto, una mujer que lo amaba y un hijo en camino, pero como el destino a veces es caprichoso y traicionero, a los pocos meses de embarazo, Karina Quiroga perdió al bebé, lo cual trajo una verdadera consternación entre esta tan joven e incipiente familia.
Sin superar aún ese dolor, la vida siguió su curso entre esta pareja, hasta que el pasado diciembre, en una volcadura registrada en el bulevar “Cuatro Vientos”, Karina perdió la vida, tras ser expulsada del auto en que viajaban ella y Osvaldo.
Osvaldo era el conductor y desde ese momento, un profundo sentido de culpabilidad se apropió de su persona y sin poder olvidar el dolor de estas tragedias, ocurridas en tan sólo meses, este joven empezó a perderle sentido a su vida.
Sin embargo, aunque trató de tener una vida normal, el sentirse culpable por la muerte de Karina y no haber podido conocer a su esperado hijo, lo atormentaba día y noche.
Y por si fuera poco, la familia de Karina después lo acosaba, lo insultaba y hasta lo amenazaba, no sólo de manera directa y personal sino también a través de las redes sociales, donde también perfiles sin rostro, le recriminaban.
¡”Tú la mataste”! ¡”Fue por tu culpa”!, eran las hirientes acusaciones, además de maldiciones altisonantes. Como Osvaldo, (“Blue”, como era conocido), también vivía en esta comunidad, era blanco de estos desagradables encuentros continuos con esa familia, culpándolo de todo.
La presión fue enorme, insoportable, por lo que tomó la fatal decisión: morir como murió Karina, en una volcadura.
Su prima Olga Lidia Nájera, recuerda muy bien por todo lo que Osvaldo sufrió tras estos trágicos acontecimientos, tanto que su conducta personal cambió totalmente, pues de ser un trabajador responsable, empezó a refugiarse en el alcohol, siempre advirtiendo que quería mejor matarse que seguir con su tormento.
Y el domingo, Osvaldo, después de estar bebiendo desde el viernes, esa madrugada, sumió el acelerador hasta el fondo y a toda velocidad. provocó que su auto volcase, para finalmente morir instantáneamente dentro de él, precisamente a la entrada de la ciudad que lo vio nacer.
Así, este joven, a su muy corta edad, acabó con su diario martirio, pero dejando un dolor inmenso a sus padres Osvaldo y María del Carmen y al resto de su familia, aunque quizá logró alcanzar a Karina, para estar finalmente en paz, alejado del escrutinio de esta población, donde nació y creció e intentó ser un buen ciudadano, pero su destino todo se lo negó.
Osvaldo, ya fue cremado y dos familias lloran, cada cual por su lado…

Posts Carousel

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos

Síguenos en:

Facebook Pagelike Widget