Recuerdan a Aren Davis Raymond con sentido servicio religioso

Recuerdan a Aren Davis Raymond con sentido servicio religioso

Juan Rodríguez Laredo, Tx.- Un servicio religioso con cantos y plegarias, que se convirtieron en un remanso de confort espiritual, se llevó esta mañana en memoria del joven Aren Davis Raymond, el hijo mayor del diputado estatal Richard Peña Raymond, fallecido a sus 23 años el pasado 13 de diciembre y sepultado el 15 en

Juan Rodríguez
Laredo, Tx.- Un servicio religioso con cantos y plegarias, que se convirtieron en un remanso de confort espiritual, se llevó esta mañana en memoria del joven Aren Davis Raymond, el hijo mayor del diputado estatal Richard Peña Raymond, fallecido a sus 23 años el pasado 13 de diciembre y sepultado el 15 en un panteón de Austin. Texas.
El réquiem  se realizó en la iglesia Church of the Crossroads, a donde se dieron cita muchos representantes de los diversos sectores políticos y sociales de Laredo, a fin de darles el pésame personalmente a Peña Raymond, su esposa Michelle, sus hijos Eva y Ryan y demás familiares.
El evento, estuvo presidido por los pastores Norman y Sandra Howell, quienes invocaron varios pasajes bíblicos para enviar mensajes de alivio al inmenso dolor por el que pasa el legislador laredense y su familia.
“Es un dolor muy intenso que sienten; es difícil decir las palabras adecuadas, pero sí les puedo decir que Dios confía en nosotros y, nosotros, con un pequeño esfuerzo, tendremos la confianza de tener el espíritu y la confianza en el Creador, para aliviar los corazones quebrados en estos momentos, sin retar a la oscuridad por una pérdida, para proclamar la libertad de los que hoy se sienten prisioneros de la vida, de alma, con fe, para obtener la gracia de Dios”, dijo Norman, el líder religioso ante la comunidad reunida.
“Aren fue un estrella brillante, que brilló con gloria, un jovencito hermoso, con  fe, curiosidad, música, colores y pasión por su vida y de los que lo rodeaban, pero sin embargo, estaba en una urgencia febril cada día que vivía, hasta en los más pequeños detalles, encontraba el esplendor del mundo y de la gente; vivía apasionado y preocupado por sus su semejantes, así que les agradezco a quienes lo conocieron, su trato y su atención”, dijo su madre Michelle, entre sollozos.
“Aren, también escribía, especialmente poemas”, añadió. Y leyó uno que el ausente escribió cuando visitaba a sus abuelos en Alabama, en el que describía al mundo y a la sociedad, como un caleidoscopio: multicolor y amorfo, al miso tiempo.
Peña Raymond, también, con voz quebrada por el suceso, dijo que conoce familias cercanas, personas maravillosas que han perdido a un hijo y ahora con lo que él sufre, ha oído que esas familias están molestas con Dios, “pero yo no estoy molesto con Dios y su Gracia y creo en su Existencia”, y contó la anécdota de un hombre que estaba en medio de una inundación en el techo de su casa y que se le ofreció salvarlo con una lancha, primero y que llegó después con un bote salvavidas y posteriormente hasta un helicóptero con cuerdas y que se negó a subir, porque Dios lo iba a salvar, hasta que se ahogó.
Agregó que ya estando con Dios, el hombre le reprochó por no haberlo salvado de morir, por lo que Él le contestó que claro que sí, que sí intento, que por eso le mandó la lancha, después el bote motorizado y hasta el helicóptero más tarde.
Con esta enseñanza, Peña Raymond conoció que efectivamente, Dios se encuentra en todas partes y que ahora les está dando la fortaleza de superar este doloroso trance por el que atraviesan él y su familia entera.
Al describir también a Aren, como un chico metido de lleno a la lectura religiosa, Richard ya no pudo contener sus lágrimas al saber que ya no volverá a convivir con él, a platicar largas horas como lo hacían, a escuchar la nueva canción en la radio que a él le gustaba, a disfrutar en familia su alegre e interesante compañía.
A los servicios en réquiem del alma de Aren Davis Raymond, acudieron el congresista Henry Cuéllar  y su esposa Imelda; el alcalde Pete Sáenz, los exalcaldes Raúl Salinas y Betty Flores, los administradores municipales, Robert Eads y Rosario Cabello, el abogado Uriel Druker; también, representantes del condado de Webb, como John Galo, así como jueces y de la iniciativa privada y otros sectores de la comunidad, los que acompañaron en su dolor a la familia Raymond-Gould.

Posts Carousel

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos

Síguenos en:

Facebook Pagelike Widget